lunes, 26 de diciembre de 2016

Experimentando con Facebook Lives

La semana pasada vivimos un semana muy intensa informativamente hablando en diariodelavega.com. A los intentos de retirar la cruz de los caídos de Callosa, tuvimos que añadir la formación del denominado temporal de Levante y sus consecuencias en la zona



Aprovechamos estos hechos para trastear con los #FacebookLives, que llegaron a ser todo un éxito a tenor de los datos obtenidos, los cuales se pueden resumir en un millar de Me Gustas más en nuestra página.  

video

Os dejo por aquí algunos vídeos más y me gustaría que dejárais vuestras experiencias y comentarios de esta herramienta ¿Tú cómo los usas? ¿Cuáles han sido los resultados? ¿Qué mejorarías? #periodismo


video


video





sábado, 28 de marzo de 2015

Microperiodismos: Antonio el palmerero.

El jueves pasado me dejé caer por el mercadillo de mi pueblo. Se acerca la Semana Santa y pensé que se habrían instalado los típicos puestos en los que se venden las típicas palmas blancas de Domingo de Ramos. Allí conocí a Antonio, palmerero ilicitano, y me dio su visión particular del que es su oficio. Aquí el resultado.

martes, 17 de marzo de 2015

Zascas como panes

A ningún escritor se le puede apartar de su papel como crítico de la actualidad; sin embargo, mientras fuimos ricos, muchos vivimos con los ojos tapados con la venda de la indiferencia. Incluso Muñoz Molina

sábado, 22 de noviembre de 2014

Solo va a ser un minuto: La importancia de los 'poquillos'

Es verdad aquello de que varios 'poquillos' hacen un 'muchillo'. Pero, ¿a cuánto equivale en el Sistema Internacional de Unidades 'un poquillo'? Alfonso Guerra parece que lo sabe.


lunes, 4 de agosto de 2014

'Cómo entrenar a tu dragón': película para proyectar en clase

Me despierto un domingo de verano. A las 11 de la mañana. ¿Qué mejor que hacer cuando aún te sientes cansado de ayer, y todo lo bueno del verano -excepto el calor- lo tiene el pueblo de al lado? Película. De dibujos. Recomendadas por unos cuantos amigos frikis. Con una valoración de 8.4 en series.ly, y de un 7,3 en filmaffinity.

Yo, mientras la veía, he reído en unos cuantos momentos, he rememorado vivencias personales, y hasta incluso se me ha escapado alguna lagrimilla –aunque, en persona, negaré haberlo hecho...–. La cosa es que he visto –o visionado, si nos ponemos un poco Boyero– 'Cómo entrenar a tu dragón'. La primera. La segunda parte creo que la veré en breve en pantalla grande...

Tras terminar de verla he colgado este tuit:
Y ahora me explico, más ampliamente, a través de puntitos numerados –que queda muy naif y al motor de búsqueda de google también le mola- lo de por qué 'Cómo entrenar a tu dragón' “La deberían poner en los coles”.

1.- En la película se hace una apología manifiesta –o al menos en mí se ha manifestado– al pensamiento disruptivo y al salir del círculo de confort. En momentos en los que se intentan incluir en los currículos no solo escolares, sino también de secundaria y universitarios, materias cuyo tema principal es el emprendedurismo, ¿por qué no ponerles a los peques una peli que les -nos- anima a mirar más allá de los muros establecidos? Hipo, el prota de la historia, es vikingo. Y como vikingo, debe matar dragones. Pero ¿por qué en vez de matarlos, no hacerse amigos de ellos?

2.- El 'ser amigos de los dragones' me lleva a este segundo punto. Apreciar y cuidar como se merecen a los que pueden llegar a ser nuestros mejores amigos: las mascotas. Eso también lo enseña la película. Porque que los más peques tengan mascotas es algo muy bueno... Os mentiría si os dijera que no me he acordado de mi Lacki (mi perrete) al ver los ojitos de Desdentao, el dragón amigo de Hipo... Creo que el que tiene un mascota, hablo de perros y gatos, principalmente (los peces de colores hacen compañía pero no los puedes achuchar...), me entienden; los que no, ¿qué hacéis que no adoptáis uno?

3.- Formar a los padres del futuro para que escuchen a sus futuros hijos. Durante la peli vemos la distancia emocional existente entre Hipo y su padre y jefe vikingo, Estoico. Finalmente, los pensamientos y actitudes del hijo son puestos en valor por toda la comunidad vikinga, haciendo que el progenitor considerase que la visión del pequeño era finalmente la correcta. Todo el mundo merece ser, al menos, escuchado.

Ahora, solo queda esperar para, seguro, disfrutar (como un niño) de la segunda parte...